C/ Pedro Teixeira nº 3, bajo A 28020 MADRID     aegoas@gmail.com     91.555.81.57

MYCOPLASMA- UREAPLASMA

 

MYCOPLASMAS

 

Clase Mollicutis, género  Mycoplasma, clase  mycoplasmataes. El término mycoplasma se aplica a un grupo es un microorganismo que puede infectar diferentes partes del cuerpo humano.

 Los mycoplasmas serán distintos dependiendo de la parte del cuerpo que se vea afectada,  entre otros están los que tienen trofismo por el aparato reproductor, urinario, pulmones, piel etc.

Al contrario del resto de otras bacterias, todos los Mycoplasmas tienen una cosa en común que es carecer de pared celular. Este hecho es importante porque a la hora del tratamiento con antibióticos como la penicilina (betalactámicos) que actúan rompiendo la pared celular no son eficaces. Por carecer de  pared celular la capacidad para sintetizar aminoácidos hace los mycoplasmas totalmente dependientes del suministro hexógeno de los mismos (aminoácidos), lo que explica las dificultades para el cultivo de estos microorganismos in Vitro.

Sus tamaños oscilan entre 100 y 1000 nano micras, y pueden vivir sin oxígeno. No está claro el mecanismo de penetración de la bacteria en la célula sana, uno de estos puede ser la respuesta inflamatoria al mycoplasma de la misma.

El antígeno P1 se adhiere a la célula epitelial y es el agente causal. Los pacientes cuyo sistema inmunitario está disminuido: en tratamiento con inmunosupresores, transplantados, enfermedades crónicas, etc, están más expuestos a padecer estas enfermedades.

En los humanos se han aislado 14 especies de mollicutes de los cuáles 12 pertenecen al género mycoplasma , los que afectan al aparato reproductor son: mycoplasma hominis y mycoplasma genitalium y 2 especies al género Ureaplasma: ureaplasma parvum, ureaplasma urealiticum.

 

MYCOPLASMA GENITALIUM:

El contagio se produce teniendo relaciones sexuales de cualquier tipo con una persona que es portadora. La inmensa mayoría de las veces los portadores son asintomáticos.

En la mujer los síntomas pueden ser:

 Dolor al tener relaciones sexuales durante y después de las mismas.

Sangrado o manchado después de tener relaciones.

La cervicitis que por vía ascendente puede productor infección en el endometrio, trompas de falopio y Enfermedad Pélvica Inflamatoria.

Dolor en bajo vientre y pélvico.

Infecciones de orina.

Flujo vaginal mucopurulento, a veces maloliente por estar asociado a otros patógenos.

Proctitis (dolor  anal).

El síndrome de artritis reactiva a infección (S.A.R.A.)

 

En la embarazada puede afectar:

Parto prematuro.

fallos de implantación y posiblemente aborto temprano

bajo peso al nacer del bebe, rotura prematura de membrana, hemorragia postparto por atonía uterina debido a una corioanmionitis.

Neumonía del recién nacido transmitida vía placentaria y en el canal del parto.

 

En el hombre los síntomas pueden ser:

Sensación de malestar o quemazón al orinar.

Uretritis gonocogica.

Prostatitis, derrame peniano.

Proctitis.

 

El período de incubación varía entre dos y cuatro semanas, aunque no se sabe exactamente cuál es.

Debido a que tiene un genoma flexible (plastic), puede adaptarse al medio mediante cambios en sus cromosomas como pueden ser translocaciones o inversiones.

 

MEDIOS PARA SU DIAGNOSTICO:

Debido a que el Mycoplasma Genitalium es un microorganismo de crecimiento extremadamente lento pudiendo llegar hasta 6 meses, es por esta razón por la que su detección es muy dificultosa, siendo preciso nutrientes muy especiales para su crecimiento.

Se aconseja realizar la prueba  NAAT uno de estos es la (RT) PCR con una sensibilidad entre 82-98% y una especificidad del 98-100%.

Si se hace un seguimiento se aconseja esperar un mínimo de tres semanas después de haber finalizado el tratamiento para repetir la prueba.

El problema que tiene la NAAT es que detecta el microorganismo pero no el antibiograma, y cada día  hay más resistencia.

 

MYCOPLASMA HOMINIS:

En rrelación con el mycoplasma hominis tanto el diagnóstico como la sintomatología son iguales  que en el mycoplasma genitalium.

-